AQUI TE PODEMOS AYUDAR

AQUI TE PODEMOS AYUDAR
Enseñanza Rápida y Efectiva

sábado, 5 de marzo de 2011

PLANIFICACIÓN Y AUTOMOTIVACIÓN PARA ADOLESCENTES

Planificarse, organizarse y comprometerse son palabras que pudieran resultar difíciles de manejar para un adolescente, pero que aunque él no lo crea y eventualmente lo rechace, son pilares fundamentales para edificar exitosamente su vida presente y futura.
Por: Lic. María Angélica Villota


¿POR QUÉ PLANIFICARSE?
¡Qué bueno sería que desde que los jóvenes inician sus estudios en bachillerato aprendieran a planificarse! Con frecuencia ocurre que los adolescentes no se dan cuenta de la forma en que invierten su tiempo, malgastándolo indiscriminadamente por falta de una orientación familiar o por desconocimiento de su importancia. Desde su día a día hasta su trimestre escolar completo, incluyendo trivialidades aparentes como descansar y salir con los amigos, hasta asuntos más trascendentales como acudir al colegio, estudiar y compartir con la familia, son fundamentales organizarlos para que todos puedan estar presentes conformando la totalidad del mundo donde se desenvuelve el adolescente. La organización y distribución adecuada del tiempo le permitirá  concretar todas y cada una de las actividades que quiere y debe realizar, y a mediano plazo le dará la satisfacción del deber cumplido y la alegría de saberse capaz de haber alcanzado todas las actividades pautadas.


DEBERES  + DERECHOS  = EQUILIBRIO EMOCIONAL DEL ADOLESCENTE
Es importante comprender, tanto por los adolescentes como por sus padres, que una planificación exitosa debe incluir tanto responsabilidades como tiempo libre para desarrollar actividades recreativas y de descanso, tanto personales como compartidas con su familia y sus amigos, que equilibren adecuadamente los intereses personales, lo que propiciará la madurez y el compromiso necesario para ir ampliando la planificación semanal y trimestral, a anual, y mucho más allá, tanto así como para apuntar a visualizarse dentro de cinco, diez o 20 años, lo que con seguridad despertará en los adolescentes un anhelo por alcanzar metas planteadas por ellos y para ellos, y por ende el compromiso personal por demostrarse a sí mismos lo capaces que pueden ser cuando tienen un desafío por delante.

PLANIFICAR METAS ALCANZABLES
Desde aprender a pintar y luego a leer y a escribir, pasando por ordenar su cuarto y cumplir con sus tareas en el tiempo dispuesto, hasta descubrir cuál es la carrera que mejor se adapta a sus intereses y necesidades y hacerse profesional de ella, son metas propuestas que cuando una persona las alcanza cumplen con su autorrealización, incrementan su madurez y su auto motivación, independientemente de su edad.
Esta planificación temprana del adolescente debería incluir tópicos tales como mi persona, mis estudios, mi trabajo, mi familia, mi pareja, mis amigos, mi país y la humanidad. Esto pretende la búsqueda del análisis y el razonamiento temprano en los jóvenes, dilucidando lo que son y lo que quieren ser a futuro.

¿QUÉ CARRERA ESTUDIAR?
Este es quizás uno de los puntos más importantes y decisivos en la vida de cualquier persona, por lo que hay que evaluarlo con detenimiento y orientación profesional, pues definirá completamente sus actividades, intereses, modo de vida y trabajo a futuro, lo que no sólo lo implica a él como individuo, sino también a su familia. Para ello el conocimiento pleno de las capacidades y actitudes personales del adolescente en cuanto a sus inclinaciones científicas o humanísticas,  aunado al conocimiento de los pensum de estudios actualizados en diferentes instituciones educativas y las oportunidades de trabajo a futuro de las carreras técnicas o universitarias por las cuales muestre interés, son factores indispensables para lograr ser acertivo en la selección de la carrera a estudiar. Este conjunto de factores propicia la formación de un adulto responsable y comprometido consigo mismo, con su familia y con la sociedad, capaz de formar adecuadamente y en el momento propicio, una familia bien constituida de donde saldrán los futuros hombres y mujeres emprendedores que conformarán nuestra sociedad, fomentando en ellos la verdadera importancia de los valores éticos y morales, así como el significado individual y social que representa una óptima formación académica, que les permita como seres humanos soñar con las estrellas teniendo siempre los pies firmes en la tierra.

OBSERVACIONES FINALES...
La planificación temprana en los adolescentes, orientada por su familia en concordancia con un equipo de profesionales preparado para ello, permite la autorrealización futura de los jóvenes y por ende el descubrimiento del camino a la felicidad.

Es importante la distribución adecuada del tiempo en los adolescentes que conlleve intereses personales y familiares, de tal forma que permita que se proyecte exitosamente al futuro como un adulto prometedor para si mismo, para su familia y para la sociedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos gustaría saber tus inquietudes...